Carta (de vena) abierta

Uno tras otro y otros tras uno. La factoría de la muerte camina, descalza y ensangrentando todo a su paso. Muérdago y ausencias que averiaron a este triste país, ahogado en gritos, que aúlla de dolor.  ¿A dónde van los muertos? cantan unos. Otros lloran.  De muertos estamos hechos y de hechos se nos parte el alma.  De jaurías y rabias se hace el futuro. De silencio se tejió el pasado. Palabras insípidas, en eso se queda el desconsuelo ¿En dónde están los hijos de los hijos?

¿En dónde estamos nosotros?

Marzo de 2018

Deja un comentario